miércoles, 11 de abril de 2007

Toros Coleados - Venezuela

Anteriormente hablé de la Tourada en Portugal. Ahora procedo a equilibrar la balanza hablando de los Toros Coleados.

El "coleo" se originó en la región de los llanos como parte de la faena diaria del llanero al arrear el ganado. Se dice que cuando una res escapaba fuera de la manada el llanero la seguía al galope y procedía a derribarla halandola por la cola. Lo conforma una trilogía de jinete, caballo y toro (ojo, no es un toro de lídia como el usado en las corridas de toros convencionales) que se ha convertido en un deporte muy popular en la actualidad. El objetivo del jinete consiste en derribar por el suelo al toro halándole por la cola. Para ser buen coleador se requiere de aptitudes especiales: el jinete debe ser rápido, elástico, de buen pulso y sin miedo. El caballo debe ser rápido, arrimador, con buena fortaleza, y debe sobrepasar con velocidad al toro.


Este deporte se práctica en una pista denominada Manga de Coleo. Esta manga consta de un corral partidor, que es el lugar desde donde sale el toro que va a ser coleado, un corral llamado tapón donde se detiene el toro una vez fue coleado. La manga debe tener mínimo 20 metros de ancho por 300 metros de largo distribuidos de la siguiente manera:

  • ZONA DE PREPARACIÓN: equivale a 50 metros. En esta zona no se debe colear.
  • PRIMERA ZONA: equivale a 100 metros. Las caídas en esta zona marcan el mayor puntaje.
  • SEGUNDA ZONA: equivale a los siguientes 100 metros. Las caídas en esta zona marcan un menor puntaje.
  • ZONA MUERTA: equivale a 50 metros. En esta zona no se debe colear. El coleador que lo haga, y malogre el toro, debe correr con los gastos de éste.


Las autoridades de la manga son:

El juez de coso o corral partidor quien es la persona encargada de darle puerta o dejar salir los toros del corral.
El capitán de manga que se encarga de recorrer la manga de a caballo para verificar y hacer cumplir las reglas.
El juez de primera zona y segunda zona, que son los encargados de levantar la bandera una vez el toro pasa por estos puntos.
El juez central quien desde un palco verifica y evalúa las coleadas para aprobar los puntajes respectivos.
El planillero quien registra los puntos que aprueba el juez central.
El narrador de toros quien transmite al público las coleadas y llama a los coleadores de turno.


De acuerdo a la forma como caiga el toro, el coleador se hace merecedor a un puntaje que se va sumando a medida que el coleador va haciendo su participación; este puntaje está determinado de acuerdo al reglamento de la Federación de Coleo por la cual se rigen los clubes, y son las siguientes:


CAMPANILLA: El toro debe caer de costado (pegando la paleta en el suelo ) girar sobre su lomo y quedar sobre el otro costado, y volver a girar sobre su lomo para finalizar sobre el otro costado. Equivale a 25 puntos en la primera zona y 15 puntos en la segunda zona. Es equivalente a dos campanas.

CAMPANA: El toro debe caer de costado (pegando la paleta en el suelo) y girar sobre su lomo y quedar sobre el otro costado. Equivale a 20 puntos en la primera zona y 10 puntos en la segunda zona.

COSTADO: El toro debe caer de costado. Equivale a 10 puntos en la primera zona y 5 puntos en la segunda zona.

CUARTOS TRASEROS: El toro cae pegando únicamente los cuartos traseros en el suelo. Equivale a 5 puntos en la primera zona y 3 puntos en la segunda zona.

REMOLINO: Es equivalente a tres campanas y es con la que se obtiene el mayor puntaje: 30 puntos en primera zona y 25 puntos en la segunda zona.



La faena se inicia de la siguiente manera:


Se hace el llamado a lista de todos los coleadores. Se sortea el orden de salida de los coleadores. El narrador de coleo llama al coleador, este entra y acomoda su caballo en la puerta del corral partidor esperando la salida del toro. Tan pronto como el toro esté en primera zona, ya lo puede jalar. Si no marca puntaje lo puede volver a halar en la primera zona. Si marca puntuación ya no puede volver a jalar el toro y tiene que esperar que a que el toro se encuentre en segunda zona.

Tan pronto pasa el toro a segunda zona, el coleador lo puede halar de nuevo. Igualmente como en la primera, si no marca puntaje puede volver a jalar el toro, de lo contrario el coleador ya termina su faena en su primera presentación llamada primera ronda (son dos rondas por día). Al finalizar la presentación de todos los coleadores en las dos rondas de los días por los cuales se haga el torneo, se sumarán los puntajes y ganará el coleador que más puntos acumule. Si hay empate entre dos o más coleadores, se le suelta un toro a cada coleador hasta que uno de ellos haga el mayor puntaje.


Las diferentes formas de COLEAR son las siguientes:


COLEADA A UNA MANO, se ejecuta agarrando y jalando la cola del toro con una sola mano y manteniendo en la otra las riendas del caballo.


COLEADA A DOS MANOS, se ejecuta agarrando y jalando la cola del toro con ambas manos y soltanto las riendas del caballo.

A MEDIA SILLA, se ejecuta bajándose por un costado de la silla, habiendo agarrado previamente la cola del toro con las dos manos.

A UN SOLO ESTRIBO, consiste en que el coleador jala la cola del toro con las dos manos pero saliéndose totalmente de la silla, quedando apoyado con el pie en el estribo.

POR DEBAJO DE LA PIERNA, el coleador pasa la cola del toro por debajo de la pierna que se encuentra del mismo lado del toro y ejecuta la coleada a una o dos manos. Esta coleada es típica de los Mexicanos y Cubanos.

GÜESIADA, el coleador, tras haber agarrado la cola del toro y, sobre la marcha del caballo, se desmonta para ejecutar la coleada de a pie. Esta coleada no es muy común verla ya que el riesgo de salir lesionado es muy alto, debido a la velocidad y altura del caballo. Se hacía antiguamente cuando se coleaba en caballo criollo.

Culminada la faena, quien resulte triunfador será premiado con una cinta, que le coloca en la espalda alguna dama del público; este gesto es considerado el trofeo más digno del coleador. Hoy en día ya se colea por dinero el cual establecen antes de comenzar los toros coleados y hay premios en metálico para los tres primeros lugares. La fiesta de los toros o fiesta llanera, como alguna vez se llamó, se suele acompañar con conjuntos de música criolla, que alegran el ánimo de los asistentes, y constituyen, junto a la poesía y la vestimenta que caracterizan al espectáculo, una respuesta artística de esta manifestación deportiva, que a su vez es parte del folklore nacional.

Extraido de Toros Coleados en Venezuela (www.toroscoleados.com) y Revista Estampas, Diario El Universal.

4 comentarios:

VIAJERO dijo...

Muy bueno tu blog, una manera muy interesante de relacionar la cultura venezolana con la portuguesa. Me gustaria entrar en contacto contigo, para ver si puedo colocar un vinculo de tu blog en el mio.

Feliz tarde

Sergio Correia dijo...

Hola Viajero, gracias por tu comentario, que dicho sea de paso es el primero que recibo en este mi humilde blog. Pero no te emociones que no hay ningún premio jajaja... Puedes entrar en contacto conmigo a través de mi mail: scorreia40 (arroba) hotmail.com.

Saludos Cordiales,

Sammy Landaeta Millan dijo...

Hola:

Muy interesante, ilustrativo y nacionalista son los calificativos que emito a tu blog. No dejes de actualizarlo.

Te indico que tomé una foto del Coleo en Venezuela para ilustrar un articulo que edite en mi blog: LA PROTESTA MILITAR.
El mismo esta enlazado con tu pagina por efectos de la fotografia y puede visulizarse en:

http://laprotestamilitar.blogspot.com/2010/04/cuba-con-la-cola-por-sammy-landaeta.html

Si existe algún incoveniente por utilizar la imagen. Te agradezco me lo hagas saber y de inmediato la retiraré.

Muchas gracias.

el turpial de santa maria dijo...

que tal amigos fui en un tuempo coleador cuando no habia tanto reglamento hoy dia es fregado por el costo pero bueno por la premiacion ya que antes se practicaba solo por la diversion
tengo un programa radial y megusta comentar serca de los toros coleados pues la musica llanera va siempre ligada a los toros mi programa se llama con sabor a toerra llana